Psicología: Sarita Álvarez

Dejar ir un amor

Dejar ir un amor…

En estos últimos días me ha tocado escuchar entre pacientes y amigas sobre el por qué cuesta tanto dejar ir un amor, sobre la pregunta ¿por qué él ya pudo olvidarme o pude haber hecho más? Y la interrogante de todas ¿qué hago…?.

Y todas éstas son validas cuando una relación se da por terminada y es que ese vacío que se siente en el alma, esa falta de aire para respirar, ese yo no voy a poder y muchas otras expresiones que nos desata el afrontar una pérdida amorosa, representa un proceso de duelo que se debe atravesar.

Al enamorarnos colocamos nuestro ideal en el otro, esperando que éste se asemeje a ese amor que siempre soñamos y que anhelamos y se podrá vivir en el enamoramiento un corto tiempo pero después del momento en que empezamos a conocernos y adentrarnos en las manías, defectos e historia del otro es que se logra concretar si esa relación tiene o no un futuro, si eso que descubro del otro y lo que el otro descubre de mi es tolerable, manejable o negociable permite establecer una relación a mas largo plazo.

abrazo-de-despedida2

Un error básico que cometemos al estar en pareja es esperar que el otro me complemente, como si esto fuera responsabilidad del otro, el que el otro me haga feliz y me complete queda en los versos de amor que sí, no dejan de ser románticos e idílicos, pero la realidad esta en que yo debo buscar lo que a mi como persona independiente me hace feliz y no vivir mi vida solo entorno a mi pareja, por que esto provoca que yo me fusione al otro hasta el punto que me olvide de mí misma, de mis gustos, de mis metas, de mis pasiones y al encontrarme tan fusionada con el otro resulta en malestar para la pareja por la insatisfacción constante que eso genera primero en mi porque no estoy logrando mis objetivos y luego en mi pareja que se siente absorbido y cargado de responsabilidades que no le competen.

Por eso al momento de terminada una relación la persona no encuentra rumbo porque vivió pegada a las metas, a los triunfos, a los desaciertos del otro y no los de su propia vida, entonces cuando el otro se va, la sensación que deja es que algo de mi se fue y no se que rumbo tomar. En el amor, se pierde algo al termino de una relación y son todos esos ideales que coloqué en el otro y que después de un proceso de duelo donde a travieso la negación de lo sucedido, luego diversas emociones en tanto enojo, tristeza y muchas mas, es que se llega al ciclo de la aceptación y me permito recuperarme de entre los trozos que dejó la ruptura y lograr comprender, aceptar la realidad e intentar colocarme en un lugar diferente para esta vez elegir y amar y ser amada.

Sigue en facebook: el Precio de la belleza aquí
https://www.facebook.com/El-Precio-De-La-Belleza-106078361566/

“Dejar ir un amor…”

 Sarita 4.2 tamaño  para página

Soy Sarita Álvarez, Psicóloga y colaboradora especial para EL PRECIO DE LA BELLEZA.
No dejes de seguir este blog y compartelo con tus amigos.