Medicina Natural: Nestor Socha

El Oxígeno

¿Qué sucede si no hacemos ejercicio?; El Oxígeno.

Mi nombre es Néstor Raúl Socha V. naturista de corazón y de profesión. He trabajado por más de 25 años en ésta rama. Actualmente me dedico a impartir conferencias de salud, además de la orientación personalizada para aquellas personas que desean cambiar positivamente su estilo de vida y así obtener belleza en la salud.

He sido invitado por Marilin Gamboa para colaborar en éste Blog con artículos que les ayude a mejorar su estilo de vida desde un enfoque natural. En ésta ocasión, les compartiré los beneficios de la oxigenación en nuestros cuerpos. Hay tres  elementos  básicos para poder vivir bien: AIRE, agua y (quizás discutible) el potasio.

 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.” (Génesis 2:7)

Como podemos ver en la cita anterior el Oxígeno es sinónimo de vida (aliento de vida),  sin él no es posible concebir la existencia. Cuando nacemos, el primer esfuerzo que inunda nuestro cuerpo de adrenalina semejante a la de un infarto, es el momento cuando respiramos por primera vez. Inhalamos el aire después de haber vaciado nuestros pulmones de líquido amniótico, desde ese momento hasta el día de hoy, respiramos casi de maniera automática. Sí, ¡casi! Porque solo en ocasiones como ésta le prestamos atención al proceso de inhalación y exhalación que realiza nuestros pulmones. El problema radica en que, este proceso no siempre se realiza de la manera adecuada. Permítame darle un mejor ejemplo de correcta respiración, mire a un  bebé recién nacido, su diafragma lo expande y contrae correctamente; la  naturaleza ya lo ha programado así. Con el paso de los años, sin darnos cuenta, perdemos esta habilidad de respiración tanto así que en ocasiones nuestro organismo se ve obligado a suspirar, debido a que el oxígeno no está siendo suministrado como debe ser.

La inspiración es  la primera parte del proceso, tenemos que entender que nuestra respiración debe alcanzar a más de cincuenta billones de células en nuestro cuerpo, donde cada célula en su mitocondria ha de oxidar la glucosa en el ciclo de Krebs, para que obtengamos adenosina trifosfato (abreviado ATP)  o en otras palabras la energía del diario vivir. “Donde hubo fuego cenizas quedan” Al igual que en ese dicho, este proceso también tiene residuos metabólicos conocido mayormente como el dióxido de carbono, el cual es un gas tóxico, este es excretado del cuerpo por el “taxi rojo” (los glóbulos rojos) que transportó el oxígeno, los cuales regresan a nuestros  pulmones con dióxido de carbono y es expelido por medio de la exhalación, librándonos así de este toxico. De no ser así, creamos una condición llamada hipoxia (región del cuerpo que se ve privada del suministro adecuado de oxígeno), este estado provoca que, al no tener oxígeno, tampoco el dióxido de carbono sale

 La consecuencia puede ser desastrosa al punto de  intoxicar nuestro cuerpo. Las secuelas pueden ser: fatiga, letargo, náuseas y dolor de cabeza.  Los productos tóxicos del desgaste que deberían ser eliminados por la espiración, quedan dentro del cuerpo y corrompen la sangre. No sólo los pulmones, sino el estómago, el hígado y el cerebro quedan también afectados. Además, la piel se pone cetrina, la digestión se retarda, se deprime el corazón, se anubla el cerebro, los pensamientos se vuelven confusos, se entenebrece el espíritu, y el organismo entero queda deprimido e inactivo y particularmente expuesto a las enfermedades. Todas estas son causas probables del NO respirar correctamente. Entonces,  te preguntaras ¿qué es lo correcto? Pues toma nota: Hacer ejercicio dispone a tu organismo a hacer uso de los pulmones, diafragma y músculos encargados de la respiración,  logrando con esta acción la verdadera oxigenación. Así es amigos, hacer ejercicio es la mejor manera de librarse de los malestares que aquejan nuestras vidas, es la principal y única manera de prevenir muchas enfermedades que nos agobian hoy en día.

¡Recuerda!  Una onza de prevención vale más que una tonelada de curación y el que huye de la inversión huye de la ganancia.

13607947881

Soy. Néstor Raúl Socha V. naturista de corazón y de profesión. Puede contactarme al Email nestorsochav@gmail.com

Tels: 2767-6401/ cel: 8408-3810.

Sigue en facebook: el Precio de la Belleza aquí
https://www.facebook.com/El-Precio-De-La-Belleza-106078361566/

11143096_10207464018618586_8469977013450230797_n

 Soy Néstor Raúl Socha V. naturista de corazón y de profesión, colaborador especial para EL PRECIO DE LA BELLEZA.
No dejes de seguir este blog y compártelo con tus amigos.