Psicología: Sarita Álvarez

En busca del balance en la belleza

Es la sociedad quien nos marca y muchas veces nos demanda los patrones a seguir en cuanto a lo que está de moda en la forma de: llevar el cabello, ser flacas o ser más “rellenitas”, realizar el tipo de deporte que esta en auge, utilizar la tecnología que se acerque a la última tendencia,  y así en todo lo que encierra encontrarse dentro del parámetro aceptable.

Y claro, no negamos que es cómodo estar a la moda y tener lo último de lo último. Pero qué pasa cuando no lo podemos obtener y empezamos a armar toda una falsa realidad entorno de sobregiros, endeudamientos, cobros, estrés, depresión, enfermedad, aislamiento y muchas otras situaciones que nos desarman poco a poco una ilusión de querer vivir y llevar un estilo de vida que no es acorde a mi vida real. En este momento se nos pasa una alta factura donde empiezo a vivir mi vida en función de otro ideal, y hasta irracional, y pierdo el norte de mi control y estabilidad.

Claro está, que esta belleza exterior, esa que los otros ven y admiran y de la cual hago uso de los diversos accesorios para engalanarla debe y necesita ser la evidencia clara de mi belleza interna. Es decir, que en tanto yo ponga el mismo empeño, tiempo y costo en mi interior, para que permita ser reflejado hacia los demás, de manera que ese cuerpo que la sociedad observa sea un pequeño reflejo de lo que soy como mujer tanto externa como internamente. De lo contrario me convertiría en un simple maniquí cargado de elegancia y glamour pero sin un sentir ni vivir.

Y en ese autoengaño por seguir una pauta social hay algo de mí que se pierde y me puede hacer padecer y generar mucho malestar, hasta el punto de distanciarme importantemente de lo que soy en realidad y de lo que me satisface. Colocando mi deseo en lo que la sociedad demande y piense que deba seguir al pie de la letra.

No debo descuidar el como quiero verme y el cómo quiero que los demás me vean a mi, pero que esta imagen sea acorde de cómo soy, cómo me siento y refleje mi sentir. Es ahí donde el balance entre la belleza interna y externa necesitan un equilibrio sin que una demerite a la otra, ahí donde pueda evidenciar mi ser en mi belleza externa.

 

Sigue en facebook: el Precio de la belleza aquí
https://www.facebook.com/El-Precio-De-La-Belleza-106078361566/

“En el deseo está el disfrute de vivir”

Sarita 4.2 tamaño  para página

Soy Sarita Álvarez, Psicóloga y colaboradora especial para EL PRECIO DE LA BELLEZA.
No dejes de seguir este blog y compartelo con tus amigos.