Blogs Psicología: Sarita Álvarez

Que me puedo regalar…

Es normal en estas épocas pensar en los presentes que debemos dar a nuestros seres queridos, amistades, compañeros de trabajo, amigos secretos y demás; pero nos detenemos a pensar qué nos podemos obsequiar a nosotros mismos, independiente de los cariñitos materiales que nos hagamos para querer sentirnos acorde a la época por los compromisos sociales y familiares que se nos demanda.

Continuamente pensamos en la necesidad de complacer a los otros y hacerlos felices con un detalle, muchas veces decoramos nuestra casa y cocinamos para los demás,  en toda esta complacencia para los otros nos olvidamos de nosotros mismos y de no solo nuestras necesidades sino los gustos y placeres.

frases-de-felicidad

Existen muchas personas que se reducen al simple detalle que obsequia, porque no saben dar mas allá de algo que se puede comprar en una tienda, son personas que quedan anuladas en tanto es lo único que se espera de ellas, y por tanto se limitan a entregar lo que no les conlleva mucho sacrificio porque acercarse a las emociones refiere un desgaste importante debido que se les hace imposible su propio manejo y por tanto es mas sencillo evitarlo.

 

Los sentimientos acumulados de todo el año afloran en esta época navideña y de fin de año, esas emociones mal manejadas se ven potenciadas, los conflictos que quisimos ocultar se dejan entrever y nos causan malestar, las pérdidas y duelos atravesados se paralizan dejando la sensación que no van a pasar, la época nos carga emocionalmente de muchas sensaciones agradables y no tan agradables pero que las experimentamos y atraviesan en nuestro ser.

paz y tranquilidad

paz y tranquilidad

Permitamos regalarnos tranquilidad, paz, amor, perdón, regocijo, alegría, sensación de bienestar; obsequios que no se encuentran en venta en una tienda, que su precio no esta etiquetado, que no dependa de otra persona para obtenerlo y disfrutarlo.

 

Independientemente de lo que he venido a travesando en el año, es indiscutible que me permita amarme, disfrutarme, saborearme, que nos equivocamos, que decidimos mal, y que nos volvimos a equivocar una y otra vez es cierto, pero me puedo permitir perdonarme es el regalo mas preciado que puedo elegir…

 

Sigue en facebook: el Precio de la belleza aquí
https://www.facebook.com/El-Precio-De-La-Belleza-106078361566/

“En el deseo está el disfrute de vivir”

Sarita 4.2 tamaño  para página

Soy Sarita Álvarez, Psicóloga y colaboradora especial para EL PRECIO DE LA BELLEZA.

No dejes de seguir este blog y compartelo con tus amigos.